Papiloma en los pies o verrugas plantares. Tratamiento y cómo curarlo

papiloma-en-los-pies-o-verrugas-plantares-tratamiento-y-como-curarlo1

¿Qué es el papiloma en los pies?

Un papiloma en los pies, también conocido como verruga plantar, es una enfermedad común que puede ser confundida con otras patologías, como los helomas.

Es una infección vírica ocasionada por el virus VPH (virus del papiloma humano), el cual se introduce en las capas más externas de la piel, sin extenderse a las más profundas.

En la zona afectada se puede observar un engrosamiento y aspecto verrugoso, como una coliflor con puntitos negros (papilas trombóticas) pudiendo ser de diferentes tamaños, por lo que se suele confundir con hemorragias englobadas en helomas.

Si frecuentas lugares públicos con humedad, te interesará conocer también qué es el pie de atleta y su prevención.

 

Tratamiento del papiloma en los pies

Algunos papilomas que aparecen en los pies son inocuos y desaparecen sin tratamiento, pero ¿cuánto tarda en quitarse un papiloma en el pie? Este proceso puede prolongarse varios años, lo cual supone un riesgo de propagación de la infección a otras partes del pie o a otras personas.

 

Cómo curar el papiloma en los pies

Existen varios tipos de tratamiento en función de la gravedad y extensión de la lesión:

 

  • Crioterapia

Se basa en aplicar nitrógeno líquido con un hisopo o un aerosol, repitiendo en varias semanas hasta su desaparición.

 

  • Ácido Salicílico

Aplicado de forma tópica con cura oclusiva durante 24/48h siempre en dependencia de la concentración de la fórmula magistral, en torno al 30-40%.

 

  • Láser

El láser pulsado o continuo, en función de la tolerancia al dolor del paciente y en ocasiones junto a la anestesia local, es una buena opción terapéutica que actualmente está de moda, aunque su finalidad es realizar una quemadura de las capas externas de la dermis y no difiere mucho de otros tratamientos tópicos, quizás mejora la precisión al aplicarlo.

 

  • Cirugía menor

Tras aplicar anestesia local para anestesiar la zona a intervenir, el papiloma es eliminado por el podólogo en un acto quirúrgico simple en el que se realiza una escisión completa de la lesión. La herida quirúrgica se puede cerrar mediante sutura por primera intención o dejar que el tejido crezca por segunda intención.

 

  • Estimular el sistema inmune

Las personas con alteraciones del sistema inmune tienen mayor índice de recidiva, puesto que su sistema inmune no es capaz de combatir el VPH.

 

  • Ácido nítrico

Tras deslaminar la zona de lesión, se aplica el ácido de manera selectiva mediante un hisopo. Tras 3-4 aplicaciones semanales habitualmente se consigue la desaparición de la lesión. Es importante cubrir la zona circundante con vaselina neutra para no producir lesiones innecesarias.

 

  • Cantaridina

El uso de fórmulas magistrales con cantaridina, podofilino y ácido salicílico, es una opción terapéutica para helomas recalcitrantes que no responden bien a otros tratamientos, y siempre que no sean de una gran extensión, ya que se aplica de forma tópica en cura oclusiva durante 24/48h y se produce una lesión vesicular que se debe desbridar y curar por segunda intención.

 

Es fundamental el diagnóstico de un podólogo, pues el paciente puede pensar que es un simple callo y perjudicará más aún la parte infectada, de ahí la importancia de acudir al especialista.

 

¿Crees que puedes tener papiloma en los pies? Llama al 926 567 200 para solicitar tu cita en la Unidad de Podología de la Clínica Quirónsalud de Alcázar de San Juan o escríbeme a info@podomancha.com

Facebook
Twitter
LinkedIn

Descubre más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.