¿Cómo deshacerse del heloma plantar? ¿Cuándo aplicar una cirugía mínimamente invasiva?

Una mala pisada, una deformidad ósea, un calzado inadecuado y hasta el roce de un calcetín pueden provocar un heloma plantar. Dado que esta afección resulta especialmente molesta y dolorosa al caminar, lo ideal es visitar a un podólogo en busca del mejor tratamiento. Generalmente se aplica un tratamiento conservador pero en ocasiones puede recomendarse una cirugía podológica.  

 Qué es un heloma plantar y cómo identificarlo 

El heloma (popularmente conocido como callo) es una hiperqueratosis localizada, es decir, una lesión con bordes bien definidos. Su color es oscuro y crece hacia capas más profundas de la piel. Sin embargo, se confunde a menudo con una dureza porque al estar cubierto de células muertas adquiere un color amarillento.

Cuando el callo aparece en la planta del pie recibe el nombre de heloma plantar y puede condicionar enormemente la vida diaria del paciente. Con frecuencia, la persona con callo plantar tiene la sensación de pisar un clavo al caminar. 

Causas del heloma en la planta del pie 

Entre las causas que favorecen la aparición del heloma plantar están las siguientes:

  • La mala pisada es la causa principal del heloma plantar. Cada persona apoya y reparte el peso de su cuerpo de forma diferente, si la carga está mal repartida puede producirse el callo plantar. Para identificar estas presiones inadecuadas sobre la planta del pie es aconsejable realizar un estudio biomecánico de la pisada.
  • Las suelas muy finas o poco flexibles pueden favorecer la aparición del heloma plantar. Lo mismo ocurre con los zapatos de tacón o con puntas demasiado estrechas. Hasta la fricción continuada con un calcetín arrugado o de una textura determinada puede provocar un callo plantar.
  • Otras alteraciones como juanetes, dedos en garra o metatarsalgias favorecen su aparición. Estas deformidades pueden causar fricción con el calzado, surgiendo así el heloma plantar.
  • La falta de hidratación también está detrás del heloma plantar. Es recomendable hidratar diariamente los pies con una crema específica para esta parte del cuerpo.

¿Cuándo es necesaria una cirugía para el heloma plantar? 

En algunos casos podremos deshacernos del heloma plantar mediante la quiropodología. Primero, el podólogo realiza una deslaminación para eliminar las células muertas de las capas más superficiales de la piel. Después se lleva a cabo la enucleación del heloma, que consiste en su retirada de las capas más profundas de la piel.

Asimismo, puede recomendarse una intervención quirúrgica si detrás de la aparición del heloma plantar hay una deformidad ósea u otra causa que la justifique. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva en la que se realiza una osteotomía elevadora del metatarsiano correspondiente o de varios, según las necesidades del paciente. Con esta intervención se soluciona para siempre el origen y aparición del heloma.

¿Necesitas un diagnóstico y tratamiento adecuado para tu heloma plantar? En la Unidad de Podología de la Clínica Quirónsalud de Alcázar de San Juan, somos especialistas en el tratamiento de helomas o callos en los pies. Solicita tu cita en el 926 567 200 o envíanos un e-mail a info@podomancha.com. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Descubre más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.